Principal / Categorías / Business Lending / La Centaurée: Una Mezcla Única de Flores y Refugio Ecuestre
Valor de regreso
4

La Centaurée: Una Mezcla Única de Flores y Refugio Ecuestre

50 

Descripción de la oferta

La Centaurée no es solo una flor; también es un próspero centro ecuestre que ha sido un proyecto apasionado para Nathalie durante los últimos 15 años. El nombre se inspira en la flor de montaña, también conocida como aciano, que se cree tiene propiedades curativas para Quirón, el sabio y benevolente centauro. Esta identidad dual captura la esencia de La Centaurée.

 

El viaje de Nathalie comenzó con un amor por los animales, especialmente los caballos. Comenzando con la cría de cabras, su pasión finalmente la llevó a establecer un centro ecuestre con recursos limitados. A la edad de 19 años, compró con orgullo sus dos primeras yeguas, ampliando su manada a lo largo de los años con la adición de más caballos y ponis.

 

Como jinete decidida y dedicada, Nathalie pasó de viajes en solitario a caballo a la enseñanza, una revelación que moldeó su camino. Invertiendo sus ganancias sin tomar préstamos, obtuvo su certificación de entrenadora en 2008 y abrió su centro ecuestre.

 

Hace dos años, enfrentando una reubicación forzada y la no renovación de su arrendamiento agrícola, Nathalie tuvo que tomar su primer préstamo bancario para establecer nuevas instalaciones en una ubicación rural más segura pero desafiante. A pesar de los obstáculos, su clientela leal la siguió, asegurando la continuidad de su emprendimiento.

 

La Centaurée se destaca como un centro ecuestre que abraza nuevos métodos y la eco-responsabilidad. Con aproximadamente 20 caballos y ponis que residen en una granja de 8 hectáreas, Nathalie ofrece cursos durante todo el año, talleres, paseos a caballo e incluso cría ponis Shetland para el deleite de niños y adultos.

 

El centro se enfoca en etología, actividades en tierra, doma, entrenamiento de obstáculos y arquería a caballo, todo realizado con un enfoque respetuoso, paciente y cariñoso. Para alimentar a sus caballos, Nathalie, con la ayuda de su pareja Christian, revitalizó tierras no utilizadas para la producción de heno y esparceta.

 

Además, alrededor de 170 olivos adornan la nueva ubicación, con el estiércol de caballo mejorando la fertilidad del huerto. La granja evita los tratamientos químicos, vendiendo aceite de oliva, aceitunas de mesa y pasta de aceitunas producidos localmente. La Centaurée sigue un enfoque eco-responsable, minimizando el transporte de caballos a favor de viajes a caballo y priorizando la transhumancia a caballo a altitudes más frescas durante los veranos calurosos.

 

Los caballos jubilados encuentran un propósito en el mantenimiento de cultivos orgánicos de plantas aromáticas, fomentando una asociación benevolente entre Nathalie y los agricultores locales. Como centaura y herradora experta durante los últimos cinco años, Nathalie cuida independientemente los cascos de sus caballos, una práctica meditativa que disfruta profundamente.

 

Hoy en día, Nathalie se encuentra en el límite de su capacidad financiera para futuras inversiones. Determinada a no tomar más préstamos, busca apoyo para completar el proyecto en sus nuevas instalaciones. El objetivo es hacer que el emprendimiento sea financieramente sostenible para las generaciones futuras.

 

El proyecto tiene como objetivo transformar la ubicación árida en pastizales, utilizando el estiércol de caballo para mejorar la estructura del suelo con el tiempo. La visión es integrar la producción de plantas, el cultivo de olivos y la cría de animales, fomentando una relación armoniosa con la tierra y los animales. La Centaurée se esfuerza por continuar sus actividades ecuestres, cambiando el enfoque del rendimiento deportivo al respeto mutuo y la conciencia ambiental.

 

Las contribuciones apoyarán necesidades específicas, incluyendo virutas de madera para una miniarena y un redondel, una segadora usada para el mantenimiento de tierras, un tanque de agua de 3000 litros de segunda mano para pastizales remotos y una empacadora redonda de segunda mano para la producción de heno.

 

Las calificaciones de Nathalie incluyen BEPA caprin (Diploma Profesional Agrícola en cría de cabras y producción láctea), ATE (Acompañante de Excursiones Ecuestres) y BEES 1er grado (Diploma de Educador Deportivo en Actividades Ecuestres).

 

Viviendo su pasión, Nathalie reconoce los desafíos pero valora la realización de sus sueños. A los 56 años, continúa teniendo ideas frescas para su actividad, aspirando a compartir el mito del centauro más allá de las fronteras.

 

Apoya a La Centaurée para presenciar la convergencia de flores, caballos y una centaura dedicada creando un refugio único tanto para amantes de la naturaleza como para entusiastas ecuestres.

¿Cuánto estás dispuesto a invertir en este proyecto si todas las condiciones son favorables?